martes, 27 de septiembre de 2011

YA SOY MUJER, YA SOY RESPONSABLE.

Las muchachas de hoy son bien alivianadas, audaces, atrevidas, con iniciativa, jajajaja, no todas, no todas tienen esas características y nadie a dicho que ser así sea lo mejor. Algunas de esas cualidades bien aplicadas, son un buen apoyo para ir por la vida. Pero ojo, también son unas frasecillas muy utilizadas por algunos, para impulsar a las muchachas a tomar riesgos y acciones inconvenientes.
Cuando ya somos "muchachas grandes, atractivas, listas para tener cualquier galán a nuestros pies", ¡desde luego que esos galanes van a aparecer! Sobre todo, los que vienen por “una prueba de amor”, un compartir contigo como jóvenes modernos, una promesa de noviazgo o ni eso, ahora la idea de modernidad es suficiente, ninguna quiere quedarse atrás en ser "moderna, igual que todas".
Todo lo que se busca es sexo, eso, a base de engaños y también con aparentes sinceridades… con el retador ¿me tienes miedo? A lo cual las muchachas tienen que responder nooooo, claro que no, ¡yo no le tengo miedo a nadie! Y cedes, sexualmente. Ese es el objetivo cuando te provocan diciendo todo eso, haciéndote sentir mal por no aceptar tener relaciones sexuales, anda, si hasta el sentimiento de culpa te quieren agregar por aquello del ¡me vas a dejar asíiiiii? o sea, excitado.
Pero seamos francos, también tienes relaciones porque quieres, porque te ha seducido el bombardeo de publicidad o de ejemplos de precocidad que aquí sobran y piensas que es lógico que tú, a los trece años también tengas un compañero sexual.
Así pues, te sabes y te sientes bien mujerzota, para tener relaciones ya eres grande.
¿Te sientes así de mujerzota para ir a la farmacia o al doctor, a la clínica para que te recomiende el mejor anticonceptivo para ti?
Eso también es ser grande.
Si no tienes vergüenza, o disfrutas de que te quiten esa vergüenza para tener relaciones sexuales, tampoco tengas vergüenza para evitar la concepción a esa edad en la que te has decidido.
Sí, nadie va a decidir por ti a que edad empiezas a tener relaciones sexuales, jovencita, si me gustaría obligarte, definitivamente obligarte, a que uses anticonceptivos. Si te sientes muy madura para tomar esa decisión o andar experimentando sexualmente, con el riesgo de tenerlas en cualquier momento, planifica tu vida; no quieres abstenerte del sexo, allá tú. ¿ Ya quieres ser madre? Porque eso significa tener relaciones, significa estar buscando un hijo. Siempre, nada que la primera vez no y que si de este modo o de aquel otro, si tienes relaciones sexuales sin anticonceptivo, estas dispuestísima a tener un hijo.
Bueno es lógico, si no quieres hijos, USA ANTICONCEPTIVOS, VE TU Y COMPRALOS, VE TU Y QUE TE LOS RECETEN, al fin y al cabo, dices que ya eres grande, muy mujer y te felicito, MUY RESPONSABLE.
No te invito a que tengas sexo, para nada. Me asusta, ver pasar esas figuritas anémicas de doce, trece o pocos mas años, con lo único que tienen grande en su cuerpo, la panza de embarazadas,anémicas, amarillas, o ya cargando un bebito que apenas se distingue dentro de una cobija de tan desnutrido que nació.
Hay mucha libertad sexual, muy poca responsabilidad.
Aprende, que entrar al mundo de los adultos trae muchas responsabilidades, tómalas todas, no quieras tener sexo sin cuidado y que otros carguen con tu responsabilidad los hijos que engendres .
La responsabilidad es tuya, cuídate, tu y tu cuerpo y tu futuro; nadie responderá por ti, a la larga.

2 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Son edades un poco peligrosas y además, según ellas, lo saben todo.

Un abrazo

Blanca dijo...

Si, un defecto del que no es fácil deshacerse ni con los años; yo con frecuencia tengo que recordar que no lo se todo. Un abrazo, querida Aquí.