miércoles, 12 de octubre de 2011

Y QUE DICEN QUE LA VECINA EST......

En casa, cada miembro de la familia tiene diversas actividades según sus gustos, aficiones o profesiones, edades, etc. Y por lo tanto, se adaptan como familia a compartir espacios y tiempos. Así que donde hay varios niños, cada uno recoge sus juguetes en un sitio diferente, sus objetos personales como ropa, zapatos, útiles escolares tienen un espacio por separado. Si un adulto necesita descanso, o el bebé está durmiendo, se les pide que Respeten su sueño y descanso. Y nos acostumbramos a las horas de compartir y a los espacios a respetar. Un pueblo es una gran familia y aunque no exista la misma intimidad, si debemos evitar el invadir espacios ajenos. No tenemos por que ir a amontonar objetos en la banqueta del vecino, ni obstruir sus puertas con bicicletas, por ejemplo o triciclos nuestros.
La basura de nuestra casa, no hay por que ir a tirarla por las ventanas de casas solas que nos queden cerca, puesto que sí contamos con botes de basura, que se les llama así, precisamente porque son para depositarla ahí, para llevarla a la esquina para cuando pasa el camión recolector. El depositar tus papeles, cascaritas, bolsitas, en TU bote de basura, es una práctica buena, se hace en cualquier familia y nadie te va a criticar porque lo hagas así, mas te critican cuando te ven cruzar la calle con tu basurita para ir a echársela al terreno que no tiene dueño. Ya estás grandecito pero lo necesitas, te explico, la basura que sacas a tirar así, reúne ratas y cucarachas que estás gentilmente alimentando, pero crecerán en tal forma su número, que en poco tiempo irán a invadir también tu casa. Piensa y aguanta tu deseo de ensuciar terrenos ajenos; practicando la abstinencia en ésta manía tuya lograrás tu cambio. Si tu barrio es como tu casa, ¿no sería lo mismo sacar tu basura del baño e irla a depositar en tu cocina, tu sala o tu recámara? Piensa.
Ahora, es un placer de oír música, ¿verdad? Solo que todos oímos música cuando queremos, no cuando lo decide el vecino de enfrente que así acompaña la soledad de su vida a las 2 de la mañana, o la de su negocio a las 4 de la tarde. Date gusto oyendo TU música, pero óyela tu solito, todo el barrio (tu familia grande) tiene gustos diferentes y diferentes ocupaciones, así que no pueden compartir tus horas de oír música, compadre, no la compartas. Canta, eso sí, todo lo que quieras, pero sin micrófono, por favor, porque la abuela apenas se durmió, después de velarla con fiebre toda la noche, y los pequeños vinieron cansados de la escuela y no pueden hacer su siesta en compañía de tu ruido.
Como ves, es bueno respetar tu barrio, así como yo creo, respetas a tu familia. Pequeñas prácticas para vivir mejor. Pensemos vecinos.

4 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Parece que lo de la música "comu nitaria" pasa en todos los lugares.
Aquí pasa en los coches, la mayoría de las veces, en los de la gente joven.
¡ No hay quien lo soporte!

Besos

Aquí me quedaré... dijo...

Lo de los comentarios está pasando a mucha gente.

Me he llevado días sin poder opinar en mi propio blog. Escribí a bloguer y parece que de momento se ha solucionado el tema, ya veremos...

Besos de nuevo

Blanca dijo...

Gracias, Aqui...segundo intento

Aquí me quedaré... dijo...

Pues yo si puedo comentar
jajaja

Besos