lunes, 6 de diciembre de 2010

PENSAMIENTOS NAVIDEÑOS

‎EL periódico anunciaba pomposamente la apertura de un centro de juegos navideños y alguien escribía : Mejor regalo no podían dar el gobernador y su mujer a las niñas y niños nayaritas, con la hermosa Ciudadela Navideña en La Loma, al nivel de las mejores ciudades del mundo. Vogue ya le dio portada !!!!! y etc.....

En el periódico que no se le vendió, una niña practicaba su lectura con esa noticia y pensaba:

Me gustaría mas tener un par de zapatos, un vestidito nuevo, comida completa todos los días. Un baño como en las fotos de las casas bonitas, una mochila, una casa donde no se meta el aire entre las ranuras de la pared que mi mamá no alcanza a tapar con papeles. Me gustaría mas no tener que vender periódicos o chicles por las calles para que mi mamá tenga dinero para la comida de mis hermanitos, me gustaría mucho poder ir a jugar sin tener que aprender a esconderme cuando hay balaceras. Pero también me gustan las luces y los lugares bonitos, desde afuera los puedo ver y son tan bonitos, que se me olvida que tengo hambre y que tengo que acabar de vender los tamales, si no me pegarán en casa.

A veces veo esos lugares bonitos, esas casas llenas de foquitos y las niñas y niños que llegan en sus carros y pienso como será vivir así y bañarte diario y ponerte brochecitos en el pelo, el otro día junté unos de la basura pero, se me caían del pelo, le faltaba un pedacito.

Yo no me baño diario porque en casa pocas veces hay agua. De verdad, que a mi me gustaría tener de regalo, un trabajo para mamá, un trabajo de todos los días y que pueda tener un médico para nosotros que no nos cueste, porque cuando le da tos a mi hermano, no comemos mas que sopita tres o cuatro días, porque no hay para mas.

Si mamá tuviera un trabajo diario y bien pagado, tendría dinero, quizá tendríamos una casita con paredes de verdad, un baño, ropa, comida, y no estaríamos sucios por sentarnos en el suelo a jugar porque no tenemos muebles. Voy a ir a jugar a la ciudad esa tan linda que dicen que nos pusieron pero, no, es verdad, no puedo, tengo que cuidar a mis hermanos mientras llega mi má, cuando llegue, me iré a vender y ahí voy a disfrutar mucho de La Loma, espero que los que llegan en sus carros, me compren mucho hoy...

6 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Querida Blanca, siempre logras emocionarme.
Qué injusta es la vida y la sociedad.
No todos los niños son felices como se suele decir.
Hay niños muy mayores que sufren demasiado los desmanes de una injusta sociedad.

Un abrazo muy grande.

Blanca dijo...

Asi es mi querida Aqui, yo les digo, ni de loca volver a vivir mi infancia...pero afortunadamente, hay quien recuerda la suya con gusto y la añora, solo que no olvidemos, que ser niño, ahora menos que nunca es sinónimo de buena vida, tranquilidad, paz, tenerlo todo resuelto. Si recuerdo todo lo visto y leído, es motivo para llorar.
Pero fuera tristeza, ayudemos a un niño, mejor, a los que tengamos a mano. Un abrazo.

Eros dijo...

No sólo los niños, eso es verdad, pero qué bonito que escribas sobre ellos.
Me gustó mucho tu escrito, en verdad.
Comienzo a leerte, espero que pronto publiques algo nuevo.
Saludos :)

Eros dijo...

Te invito a leer mi blog: http://eroslalashushu.blogspot.com/ Espero te guste.

Blanca dijo...

Gracias Eros,muy amable y bienvenido, ire ahora por tu blog,gracias.Paseate por todo mi blog, para eso o hice, te estaba esperando

Aquí me quedaré... dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=tsHyN9zj8_o


Es un ejemplo de querer hacer.

Besos