miércoles, 11 de noviembre de 2009

¿TU DECIDES CUANDO TE EMBARAZAS?

Quiero narrarles un día más de lucha, hoy hubo una batalla en mi domicilio, en el espacio comprendido de piel adentro.
Discutieron duramente mis sentimientos, mis sentidos y mi mente racional. Hasta salí llorando yo.
Se presentó a mis sentidos, influenciados por los sentimientos, un deseo tremendo de ser madre de nuevo.
Se sentía en la piel y en el corazón ese deseo; probablemente el cuerpo físico anunció que era alta la posibilidad de concebir, que estaba listo y dispuesto y se desató la emoción de volver a sentir un bebe entre los brazos.
Fueron fuertes, muy fuertes las sensaciones, pero la mente, el cuerpo racional, también tenían que tomar la palabra y enumeró tantos y tantos motivos reales y poderosos para no dejarme levar por los sentidos y la emoción, que triunfó la razón, ¡a pesar de mi! A pesar de que deseaba con todo el corazón ser madre, a pesar de ser tan fuerte el deseo de amar a otro nuevo ser nacido de mis entrañas, dejé que se impusiera la razón, los motivos de salud, económicos, morales…
¡Como duele ser uno mismo el que se prohíbe seguir sus instintos, es el yo matando al yo, es atarse uno solo, prohibirse uno solo!
Pero ya te lo había dicho antes, solo tú sabes lo que vales, solo tu sabes lo que has vencido para decir que si, para decir que no.
Si decides ser o no ser, solo tú sabes a costa de que, la parte de ti que has tenido que amordazar y que ha llorado porque no ha vencido.
Y el vencedor es uno y el vencido es uno.
Porque es tan frecuente que tu mente, tu corazón y tu cuerpo quieren ir en sentidos opuestos…y el yo, es el que decide a donde vamos, siguiendo el sentimiento, a la razón o al cuerpo.
Y no me hables de sociedad o de iglesia, la lucha es adentro, a solas y hasta pasa que decides hoy, y mañana te traicionas.
Por ahora, para siempre, se, que ya no habrá otro hijo, el, ella, desde donde esté, haciendo lo posible porque lo traiga al mundo, tendrá que perdonarme, por negarle la posibilidad, de venir a seguir su desarrollo en esta vida; solo ella, o el, mi bebe que nunca engendraré, que ojala, quiera seguir siendo mi angelito, me perdone.

11 comentarios:

Susy dijo...

Que triste.Lo siento.
Muchos besos

Ahora Que Hice dijo...

y la mente racional no te concedió algun incentivo o satisfacción a cambio?, digo, para que la cosa no sea tan triste.

Blanca dijo...

SEÑORITAS, NO PUEDO ADMITIR QUE SE ME ENTRISTEZCAN, LAS EMOCIONES SON PASAJERAS. TODO VUELVE ASU CAUCE, DESPUES DE ELEVARSE UNA EMOCIÓN, COMO OLA.
AHORA QUE HICE, ME RECORDARON, QUE SE ME CONCEDIÓ LA LIBERTAD DE ELEGIR, Y SI YO ELEGÍ NO TENER OTRO HIJO, ESE ESPÍRITU QUE ESPERABA NACER A TRAVÉS DE MI, LO TUVO QUE ACEPTAR, MAXIME QUE ES UN SER DE AMOR. YA ENCONTRARÍA EL OTRO CONDUCTO PARA NACER AQUI, Y QUIZA, YA NOS HAYAMOS CONTACTADO, EN OTRA PERSONA, NO PRECISAMENTE EN UN HIJ@ MIO.
UN AMOROSO ABRAZO , GRACIAS POR SU VISITA.
ALGO MAS, ESOS BEBES(2) HOY TENDRÍAN 16 O 17 AÑOS.

Blanca dijo...

Por cierto, no recuerdo si Ahora que hice,es hombre o mujer.Sorry.
Gracias susy, sigo disfrutando tu blog.
Y , no, el escrito fue hecho con mucho dolor, no fue cosa ligera, como mi comentario anterior puede haber dado a entender, pero todo pasa, mas a la distancia.
Ya me callo, jeje.

Blanca dijo...

PERDONAME MARIO¡¡¡¡¡
VES POR DESAPARECERTE TANTO TIEMPO, SE ME OLVIDO QUIEN ERAS¡¡¡
PERDON. QUE BUENO QUE YA TE PUSISTE EN CIRCULACIÓN.
OYE, TE RECOMIENDO MARIO, QUE VISITES EL BLOG CRONICAS REALES DE UN MOJADO. TE GUSTARÁN.

Ideas Recicladas dijo...

Admirable.

IAN (kami) dijo...

lo mismo digo que admirable :

aun siendo que ya paso tanto tiempo
aun los llevas contigo, aun los recuerdas
y les haces este espacio en su honor


Saludos!!!

Blanca dijo...

pALABRAS INMERECIDAS, PERO LAS AGRADEZCO,IDEAS RECICLADAS Y KAMI, QUE GUSTO VERLOS POR AQUI.

saiz dijo...

Pero hay algo grande en tu sacrificio, que no es comodidad ni capricho, sino responsabilidad. El cuerpo te pide una cosa y la razón otra, y no es fácil hacer que la voluntad prevalezca sobre el deseo, la querencia, la apetencia. Por otro lado, no creo lejano el día en que cada pareja sólo tenga un hijo. La población mundial crece a pasos de gigante y hay que invertir esa tendencia. Los recursos del planeta son limitados y, de momento, no parece que vayamos a colonizar otros mundos. Así que, o se limita el crecimiento o la humanidad tendrá un futuro tenebroso. Claro que es triste no tener todos los hijos que uno quisiera, pero peor sería traer hijos a un mundo abocado a destruirse. Bueno, ya sé que estas palabras racionales no eran lo que necesitabas, pero es lo único que se me ocurre decir. La responsabilidad puede ser también un modo de amor.

JUANGASPAR dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Desde luego, Saiz, con frecuencia es difícil decidir, como tu con frecuencia lo describes en tu rico blog. Gracias por venir. Blanca, jeje.