miércoles, 25 de noviembre de 2009

SALAS DE LECTURA, AL AIRE LIBRE.

ES QUE DONDE ANOTABA MIS RESULTADOS DE VISITAS A LA SALA DE LECTURA AL AIRE LIBRE, HA QUEDADO MUY LEJOS, ENTRE LAS ENTRADAS, Y DECIDI HACER UNO NUEVO.
Hoy quiero contarles ponerme al día; un día que estaba ahí, al oscurecer, apagaron las luces de la plaza, esperé mucho tiempo pero no reconectaron, en el otro extremo, pasaban una pelicula para promocionar un banco, y para facilitarlo,cortaron la luz en toda la plaza. Me fuí a casa, aunque ese día si asistieron mis niños. Falté dos martes mas, uno, por desanimo, el segundo demasiado cansansio, exceso de trabajo en la cooperativa. Ayer, animada, comprometida por las porras de mi amigo Juan Gaspar,agarré mis libro y fuí. Me instalé, la caída del sol a cambiado, y ahora oscurece en cuato llego, aunque es la misma hora, previendo eso, me situé en otra banca de la plazuela donde diera bien la luz de las lamparas; puse mis libros sobre la banca. Mi amiga que siempre llega antes que yo, porque ahí espera la hora de irse a clases de computo, vino a saludarme. Ayer se llevó un libro para casa. Llegaron mis niños, de ellos quiero comentarles; en realidad son una familia,luego concluyo cuantos son mientras les cuento, los cuento, jajaja.
Son dos mayorcitos, el niño, se clava a leer en cuanto agarra un libro,esta leyendo el mismo, ya lo ha terminado, tengo que conseguir otro que pueda interesarle, pues tengo muy poco de niños. Su hermanita, se concentra con mas dificultad, pero a poco, se adentra en el libro les sigue un hermano, con un año menos, supongo. Este no lee, es demasiado distraído, ni siquiera una platica o que yo le lea, lo detiene, mira siempre alrededor y tiene la "gentileza" de mover la cabeza para aparentar que me oye, cuando voltéo hacia el. Van tres. Hay un chiquillo mas, todo mugre el, de pies a cabeza, a ver si hago que se lave las manos cuando viene a los libros. En otra ocasión, les leí a el y a su hermano el distraído,un cuento. Hoy lo tomó y me dijo, éste; recordaba detalles del cuento; hoy, se lo leí cuatro veces. En alguna de esas ocasiones, le pedí que terminara el las frases, o que me contara el que decia el cuento, viendo las imágenes. Si participó. Se llama Sebastián. Su madre carga un bebé a la cadera, tengo la impresión de que me falta conocer a otro mas. Su madre es indígena venida de la sierra del Nayar, viven con un padrastro, gran hombre ha de ser, admitiendo tanta familia ajena, cosa que no se ve mucho ya por aqui. Ruego mucho a Dios,que nuestros encuentros germinen positivamente,y se que así debe ser. Por lo pronto, yo creo que me aprenderé de memoria el cuento del Vampirito Policarpo, que se creía apache y se enamoró de una cotorrita,pero terminó dejándolo todo por irse a aprender de los libros del señor búho.
Bueno, tuve SIETE niños lectores, y tres adultos, dos libros para llevar a casa. Fue buen día.

3 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Me gusta lo que cuentas.
me chifla compartir en la distancia.
Blanca, hay un libro precioso y que encantan a los niños.
Se llama Fanfamús.Les encantará, te lo aseguro y atraerá sin lugar a dudas al niño distraido.
Y si me lo permites, hay otra cosa que funciona muy bien.
Qué sean ellos los que inventen los cuentos. No en el momento. De una vez a otra que os vayaís a reunir.
Te van a sorprender, de verdad.

Un beso

Blanca dijo...

Si ,ya nos han dado la sugerencia del cuenten cuentos, pero a estos niños hay que ganarselos primero, es mucha su cortedad, su desconfianza.
Gracias Aqui. y el libro, trateré de encontrarlo.

Blanca dijo...

la sala de lectura sigue adelante, pero se me ha olvidado anotar, en la última salida, presté 7 libros, no otuve lectores en el sitio. Bueno, pero es tiempo de vacaciones, debí cerrar mi sala, me tomaré un martes de vacación. o dos, no se. bye