lunes, 30 de marzo de 2009

AMOROSOS RECUERDOS DE NIÑO.

Si, éramos varios, pobres o ricos, solo eran perspectivas, y si, peleábamos cuando estábamos todos juntos, y nos estorbábamos mutuamente, pero se llegaba al acuerdo, a la paz y a la convivencia unos en brazos de otros. Eso son los hermanos, esas personas con las que vivimos esa unión de día a día, en la que le explicabas una tarea a uno, nos mojábamos en la lluvia todos, nos enseñaron a nadar, nos abrazaron para no ahogarnos en el río; le dimos un trago de coca cola al que estaba regañado, o le llevamos un pan a escondidas porque se emberrincho y no quiso cenar; Recuerdas cuando lo arrancamos de estar jugando para llevarlo a tiempo a la casa después de la escuela; le dimos permiso de dormir a nuestro lado, nos comimos las papas que no le gustaban, nos compartimos de los pepinos que el se había servido.
¿Te acuerdas cuando defendiste a tu hermano de aquel abusivo que le pegaba siempre cuando iban a comprar las tortillas? ¿ O el miedo que les daba cuando pasaban por la casa abandonada y ya era de noche, se agarraban de la mano para pasar corriendo,? Jajaja.
Había noches en que aprovechando el permiso de vacaciones, nos quedábamos jugando varios juegos de mesa,apostando frijolitos o piedras, hasta que llegaba el padre a regañarnos a todos porque ya andábamos por media noche, jejeje. Nos enojábamos cuando nos tocaba planchar los uniformes de todos, nos tenía hartos de tanto acusarnos de las vagancias que hacíamos, y de que se reían de uno por no pegarle nunca a la bola en el beis del barrio… ¿A poco no atesoras tú recuerdos? En este tiempo de adultos triunfadores o fracasados, donde tanto vamos guardando para reclamar porque nos hicieron o no nos hicieron, ¿donde están los recuerdos de tu infancia? De cuando tú eras tierno con los pequeños y compartíamos los tacos o la moneda para el recreo. Fuiste un niño, una niña, protegías o te protegían, molestabas y eras molestado por tus hermanos, y dormíamos todos en la misma cama, y nos peleábamos el campo junto a los papás. Todos queríamos la ventana en el carro aunque nos pisáramos los pies para ir viendo el paisaje rumbo a la playa… Dime si no sonríes al recordarlo, dime si ese al que recuerdas no el mismo señor o señora a la que hace años no le llamas por teléfono, porque estás empeñado en que lo haga el o ella, es tu hermano, es tu hermana.
Que tanto se nos ha endurecido el corazón que ya no queremos que perdone…. ¿Por que si de niños nos dábamos un abrazo, ahora no procede? Por la carga de prejuicios, no es otra cosa, pero recuerda, una vez lo hacías, ¿recuerdas la foto donde aparecen tú y tu hermanita caminando por la calle, tomados de la mano, porque tú eras el niño grande que la cuidaba? Ahora ella camina sola y cuida de otros, pero aún sigue siendo tu hermana, y seguro también te recuerda con cariño, y también olvidó como manifestarlo. Regalar un abrazo, puede ser algo tan difícil, ocupa romperse una barrera inmensamente fuerte y dura que nos rodea, la barrera que es el dique del amor. ¿Te animarás? Piensa, antes de que llegue la muerte. Yo también lo pensaré.

2 comentarios:

sol y luna dijo...

Hola Blanca, gracias por visitar mi casa, estoy aqui devolviendo tu visita, dale un besito a violeta lindo nombre me gusta, y cuando quieras visitame, sigueme, puede ser el inicio de una bonita amistad.Te dejo un abrazo lleno de sol y de luna.

Rufo J. Lennon dijo...

Yo no tengo hermanos, pero si tengo recuerdos de mi infancia con amigos o con primos. Y es cierto eso de que los abrazos pueden ser dificiles de dar, tal vez lo mas dificil es encontrar el momento adecuado para darlo y quitarse el miedo del rechazo. Lo que creo que es mas dificil que un abrazo es decir "Te quiero", dos palabritas que son tan complicadas de decir