viernes, 6 de febrero de 2009

¿DIOS ES SOLO PARA MI?

Esas ideas que de pronto se hacen camino en nuestra enmarañada cabeza, ¡ hasta a uno lo sorprenden! Hace días, pensaba en la seguridad que da la fe en Dios. Cuando creemos que El nos protege, caminamos sintiéndonos seguros por lugares conocidos y desconocidos, donde de otra forma se nos dispararía la intranquilidad, conservamos la calma pensando “Dios está conmigo”. Maravilloso, y agradecemos esa paz y seguridad que nos da Dios a través de nuestra fe en él, por el amor que nos tiene y su compasión y cuidado.
Hasta aquí, vamos bien, vamos perfecto, pero entonces, ¿por que cuando se trata de personas amadas que no están al lado de uno, nos domina el miedo y la intranquilidad?
Parece que no nos es posible creer, sentir, tener fe en que también a los demás los protege Dios. Y lo pienso y repienso, porque necesito entenderlo. ¿Es que acaso me creo una persona exclusivamente privilegiada en el favor y cuidados que Dios otorga a sus hijos? ¿Es que los demás no tienen el mismo merecimiento, no son lo suficientemente perfectos para alcanzar el amor y protección divinos así como uno se cree y de no ser por nuestro ruego constante, quedarían desprotegidos?
He pensado en esto como un egoísmo tremendo, ¿solo yo merezco, tengo, la protección divina? Es mucho el ego, creemos en la fuerza de nuestra fe, quizá pensamos que tenemos pruebas de la bondad de Dios, y al mismo tiempo, dudamos de que esa bondad sea en otros, pues vivimos tensionados por el temor de lo que pueda pasarles.
Hay en que pensar, hay que aumentar la fe, hay que reconocer que cada uno somos uno de los hijos protegidos de Dios, no somos el único.
Aún cuando alguien no tenga quien ruegue por él, Dios si lo tiene en cuenta por ser uno mas de sus hijos, igual de querido. Recordaré, recordemos, creamos

3 comentarios:

S . O . C . Y . dijo...

bien...me ha gustado tu entrada...
.
.

yo pienso que en realidad no creemos que Dios nos cuida solo a nosotros o que no creemos que Dios no cuida a los demas, solo que, sabemos que como humanos, somos muy vulnerables, y esa vulnerabilidad que tenemos, la vemos reflejada en los demas...mas en nosotros mismos, pues sabemos que si nos hacemos concientes de ello, no saldriamos a la calle ni squiera a comprar un periodico...


saludos!

alf. dijo...

Blanca:
Después de un gran receso por problemas con internet, vuelvo a leerte y me parece interesante el tema que propones.
El ser humano es egoista por naturaleza y a pesar de ello Dios es amor para todos. El amor de Dios lo tenemos todos en el universo, aunque en el mundo haya toda clase de personas, y aunque vayamos por caminos equivocados, seguimos recibiendo ese amor, esa es una muestra de amor puro, Dios nos ha dado libre albedrío para escoger nuestros caminos, como prueba de ese amor.
Blanca, esta entrada nos hace reflexionar.

alf. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.