sábado, 27 de diciembre de 2008

Del tingo al tango..(expresión muy mexicana).

Sola, tendiendo a la tristeza, un tanto deprimida por la pelicula que terminé de ver hace un momento, "El pianista", que gira en torno al exterminio judío que pienso que no se debe olvidar,para no empezar a recorrer caminos que luego, por olvidar la historia, olvidamos también a donde conducen. Já, que tema tan ajeno a las celebraciones navideñas y de fin de año, por favor, Blanquita, recrimínome solita, ja. Pero la mente vaga llevada por los estímulos del momento; esas reflexiones surgen de ver esa película; si estuviera llegando de una fiesta, pues mi humor sería de otro modo.
Aún sigue gustandome la soledad. Me siento tan libre en medio de ella, para divagar, analizar, proyectar, cortarme las uñas, leer o escuchar música. ...Sobre sentir tristeza, no me preocupo; mi lema , pues no se si número uno, pero si de los principales es "ESTO PASARÁ TAMBIÉN" del Eclesiastés, en la Biblia. Y no dejo de recordarlo también en mis triunfos y alegrías, "ESTO PASARÁ TAMBIÉN" para mantener equilibrado el ego, ni te sientas por encima de las nubes, ni tampoco tan arrastrada, porque eso pasará también.
Otra cosa que me entristece, es el conocimiento o la creencia, de lo que duele que las personas nos fallen en la idea que nos hacemos de ellos, y sin embargo, no puedo dejar de pensar en el como debe ser, como se debe portar, que me debe decir. Sé que muchas mujeres actuamos así, nos formamos ideas, imaginamos el como cuando y donde, solitas, inventamos todas las escenas de futuro cercano o lejano, inventamos cosas, situaciones; ponemos palabras en boca de otros, y luego nos duele que no se cumplan nuestros deseos, o nuestros inventos. ¡ A poco no ? Luego andamos sufriendo porque no nos dijo, así como uno quería escuchar, no nos trajo lo que queríamos que nos regalara, no nos llevó, a donde queriamos ir. -Pero no lo hablamos, ni lo pedimos- y nos quejamos de que no nos entienden. No, ni siquiera voy a decir que ojalá cambiemos, esta uno tan aferrado a ser así...¿ es que acaso se puede cambiar? Pues facil o difícil, pero definitivamente si es necesario cambiar. Te escribo otro día, otra noche, otra madrugada.
Sacudámonos la depre, pero disfrutémosla mientras dure, ja.

2 comentarios:

alf. dijo...

Blanca:
Aquí estoy poniéndome al día con tus reflexiones.
A veces la depre es buena porque nos ayuda a entendernos mejor.
Yo tengo una máxima que dice: los tiempos malos también pasan.
Abrazo en el nuevo año.

Cassiopeia dijo...

Mira cuándo te descubro!
A no ser porque por fin pones tu identidad en las notas que me contestas en las Crónicas!! Ya pensaba que era el mismo autor, que para despistar firmaba Blanca.

Las cosas son cuando tienen que ser y como tienen que ser.

Hoy adopto to "ESTO PASARÁ TAMBIÉN".