viernes, 17 de febrero de 2012

PRETEXTOS

Mi vida quizá nunca sea lo que yo pienso que quiero que sea.
Quizá nunca se llegue el momento de hacer esas cosas que ahora digo que no las hago porque no tengo tiempo.
Solo quería escribirlo, porque de pronto comprendo que no se hasta donde llegue mi vida y que estoy posponiendo en esos pretextos y esa espera.
No tengo tiempo para terminar... varios trabajos... no tengo tiempo de limpiar... en cierta forma y ciertos sitios.
Y los voy dejando y ahora, en el plazo de meses, encuentro ese día y en ese día no puedo llevar a término lo que empiezo, porque simplemente una tarde o un día no ajustan.
Y todo va quedando así, en espera.
¿ Cuantas cosas tendré en espera el día que me marche?
¿ Como cambiará mi vida si me propongo usar mas horas del día para si hacer las cosas que pospongo?
Creo que es hora de probar, a ver si tengo tiempo.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Linda mujer. Es tiempo de empezar ha crear tu lista de cosas por hacer y ponerla enfrente de tus ojos,Refrigerador, escritorio, mesa, mesita de noche etc. Despues poco a poco y dia con dia te daras cuenta que en la vida las cosas son duras de hacer, pero jamas imposibles. te eceo lo mejor de lo mejor y dese aqui tu casa un abrazo pero muy apretadito. Ah y por si las criticas perdonen la falta de ortografia.

Blanca dijo...

Gracias por comentar, anónima.

Anónimo dijo...

chido

saiz dijo...

Hola, Blanca, intenté acceder a tu blog a través de tu perfil de blogger pero no pude. Se ve que otra vez hay problemas.

Sobre el tema del tiempo y las prioridades, leí una vez una historia. Trataré de resumirla.

Un orador llenó una urna de piedras hasta arriba y preguntó a los espectadores:

-¿Está llena?

Todos respondieron que sí.

Entonces trajo arena y echó un buen montón dentro de la urna. la arena se depositó entre los huecos que dejaban las piedras.

Volvió a preguntar:

-¿Está llena?

Volvieron todos a responder que sí.

Entonces trajo una jarra de agua y la vertió en la urna. El agua se alojó entre las piedras y la tierra.

Por fin la urna se había llenado de verdad.

Lo que quiso decir el orador es que en primer lugar deben hacerse las cosas más importantes para nosotros, porque las menos importantes (como la arena y el agua) ya encontrarán su lugar entre las primeras.

Blanca dijo...

Hola Saiz,como siempre, tan agradable tu presencia. pues si, hay espacio para la arena y el agua, lo recordaré.
He andado moviéndolo todo en mis configuraciones a ver si cambia algo,pero no lo se. Seguiré intentando ver si mejora el acceso a mi blog, gracias por venir.

Gracias Anónima, deja tu nombre, en el texto, ¿ si?

Aquí me quedaré... dijo...

Si hay cosas que dejamos de hacer, no son importantes.

Besos

Blanca dijo...

Me agrada mucho leerte Aqui, bienvenida

Aquí me quedaré... dijo...

Eres, mejor dicho, eras didícil de localizar

Ahora no. He guardado tu dirección y vendré cada día.

Un abrazo