martes, 28 de junio de 2011

Diva-diva-divagando

Sabe uno muchas cosas, todos sabemos muchas cosas, independientemente de lo mucho que nos falte por aprender. No siempre el conocimiento esta empatado con las reacciones emocionales; es frecuente el desnivel: un alto grado de conocimientos y un seguimiento irracional de la emoción que va surgiendo; mucho saber de derechos y poco de como hacerlos valer; conocimientos sin aplicar...bueno, en la vida emocional.
Hace tiempo leí un libro, prestado, sobre inteligencia emocional que me pareció interesante,como tenia prisa por , honradamente, devolverlo, no profundicé mucho; quiza ustedes conozcan mucho de eso, yo conozco poco, pero próximamente estaré, (Dios mediante) en un curso de fin de semana que incluye Inteligencia Emocional, me hace falta saber negociar, en otro curso que tomé hace tiempo, nunca entendí a que se refería el ponente sobre ganar-ganar, palabras que repiten mucho en determinadas situaciones. en ese curso también está incluido "negociar", y "ganar-ganar". Ojalá aprenda algo.
Pensaba hace rato, que puedo ser como un farmacéutico, tiene todas la medicinas del mundo y las da para que otros se mejoren, pero eso no quiere decir que el está absolutamente sano porque tiene a la mano todos los remedios. Así, de que sirve el conocimiento si no me cura, solo lo reparto...lo que puedan llamarse conocimientos mios, porque también expreso mi montón de dudas.
-Hace tiempo leí estas frases: "Cuando entras en una casa y ves muchas medicinas, piensas que ahí hay un enfermo del cuerpo, cuando ves muchos libros, piensas que hay un enfermo del alma." Conste que no lo dije yo,pero me llamo mucho la atención el concepto, rebatible.

3 comentarios:

Blanca dijo...

BUENO, AQUI PROBARÉ SI DEJA COMENTAR

El Pretzel Multicolor dijo...

Hola Blanca!!! Ya de regreso por acá :D!!! Supongo que todos tenemos un poco de farmacéutico, como quien puede dar excelentes consejos pero nunca los ha podido aplicar a su vida (yo me incluyo en esa categoría jeje). Me agrada la frase, quizás un enfermo del alma con muchos libros es el que busca su cura y no se resigna y abandona a su enfermedad del alma.
Saludines!!
Abrazos, Rufo :P.

Blanca dijo...

Tesoroooo....gracias por el placer de verte por acá, espero que estés muy atareada viviendo. Sabes? me daré una vuelta por tu sitio. :)
Gracias.