viernes, 8 de enero de 2010

OYE, ¿Y TU COMO FUISTE ENGENDRADO?

Hasta no hace muchos años, todos éramos hijos de alguien, punto; hoy, resulta que se habla abiertamente de las circunstancias precedentes a nuestra concepción. En esos tiempos, éramos sencillamente amados por ser hijos, hoy, tienen que apechugar los hijos con datos como los siguientes:
Mis padres se tuvieron que casar porque yo ya estaba en camino. Los abuelos maternos los obligaron.
Mi abuela paterna obligo a mi madre a casarse, porque amenazo con descubrir ante la sociedad que ella quería abortarme, pero gracias a su presión aquí estoy.
Vivo solo con mi padre porque mi mamá acepto tenerme solo con la condición de que yo me quedara con el, a ella no la conozco.
Yo vivo con mis abuelos, porque mamá trabaja lejos para mantenerme, después de a mi, a dejado con nosotros a dos hermanitos mas. Yo creo que un día volverá, y viviremos felices con ella. Mis hermanos a veces van a visitar a sus papás.
Mi padre no me quería reconocer como hijo hasta que me hicieron la prueba del ADN, y demostró mi mamá que si soy hijo suyo.
Mis padres son muy viejos, yo nací casi a quince años de su matrimonio porque ellos no tenían tiempo de criar hijos por sus trabajos, desde luego, soy hijo único.
Dice mi mamá que ella tenia mucho miedo de tener hijos, que lamenta el tiempo que pasó y los cuatro abortos que se hizo antes de nacer yo.
Los ejemplos suman miles. Pero, parecería que toda la responsabilidad de lo que pasa con los hijos corresponde a la madre, si, aún en las mejores circunstancias, la mujer es la que decide como será su maternidad. ¿Acaso no era más sencillo en la rígida vida de la antigüedad, donde el mandato era tener hijos solo después del matrimonio y que te los mantuvieran a todos? Pero, bueno, el tema iba hacia otra cosa, ¿como se sienten los hijos al saber las circunstancias de su nacimiento? Tanto rechazo, enterarse de que en realidad causaron desasosiego, intranquilidad, pavor, problemas. Quizá todos los que saben y cuentan su historia fueron amados al final, pero, tanto conocer esos datos, yo creo que causa marcas en el alma de cualquiera, quizá sea otra cosa mas con la que haya que luchar, para saber que somos aceptados en la relación primigenia, con nuestros padres.
Si la antigua marca que nos dejaba el dudar del cariño de nuestra madre, ya se llevaba sin conocer tantos detalles, con más razón ahora, y la auto estima se tambalea. Habremos de comprender más a estos jóvenes, y quizá ser más precavidos con la forma de decir las cosas, para no lastimar al fruto de nuestros errores.
En tanto tu, joven, que un día enfrentas alguna de estas verdades, recuerda:
Independientemente de la forma en que llegaste a este mundo, ES NATURAL QUE SE TE AME, por ser humano, no tienes que luchar por que te quieran. TIENES DERECHO AL RESPETO, por ser humano. TIENES DERECHO A PROTECCION Y CONDUCCION EN LA NIÑEZ, por existir tan solo, y si quieres una razón que te confirme esto, piensa, que aunque se haya dudado en aceptarte, ESTAS AQUÍ, sobreviviste, creciste, llegaste a la edad de tener dudas, porque razonas, porque piensas y te cuestionas. Por lo tanto, algo tienes que hacer en este mundo, quizá sea enseñar a aquellos padres que titubearon en abrirte sus brazos, enseñarles que tu amor puede ser mas grande, y que los gratifica y complace a pesar de las fragilidades que demostraron y que demuestran aún, pero a los que se sobrepusieron para tenerte a su lado. Piensa que tienes en este mundo un compromiso que cumplir, un compromiso espiritual contigo mismo y con la gente entre la que naciste. Este compromiso, siempre te servirá para ser mejor ser humano, y para que todos agradezcan porque tu estas vivo.

11 comentarios:

saiz dijo...

Me ha gustado mucho tu reflexión, que además me ha hecho pensar. Casi nadie sabe a ciencia cierta las circunstancias de su concepción. En mi caso, creo que mi madre, pocos meses antes de engendrarme, sufrió un aborto espontáneo. Es curioso porque, de haber llegado a buen término el nacimiento de aquel niño, entonces yo no habría venido al mundo. Me pregunto cómo sería ese niño que no llegó a nacer. Probablemente llevaría mi mismo nombre, pero evidentemente no sería yo. Yo, sencillamente, nunca habría nacido: no existiría.

A la postre, todos somos hijos de un completo e improbabilísimo azar. El mismo hecho de que nuestros padres coincidieran en un mismo tiempo y lugar, y de que se conocieran, es producto del azar. Si nos remontamos más atrás, el azar estuvo omnipresente en el nacimiento de nuestros padres, de nuestros abuelos, bisabuelos, etc. Y bastaría un mínimo cambio en esa larguísima cadena de azares para que no hubiéramos nacido. Incluso es azaroso el momento exacto en que fuimos engendrados. Un segundo antes o un segundo después y la "lotería cromosómica" habría hecho nacer a otra persona. Otra persona que no serías tú (o yo).

Seguramente no vale la pena pensar en eso y lo esencial es aceptar (como dices) el nacimiento como un gran valor en sí mismo, el máximo valor que existe, independientemente de sus circunstancias.

Susy dijo...

Tu entrada de hoy y el comentario anterior al mio me han dado que pensar para varios dias.
Yo sé que mi madre no queria mi nacimiento e intentó por todos los medios (caseros) que disponia que ese embarazo no llegara a termino.Desistió de su intento en un mes (afortunadamente),jajajja.
Mi madre y yo no estamos nada unidas.No podemos estar en el mismo cuarto mucho rato sin rozar y pelear.
¿Será que no queria que naciera el motivo de que ahora seamos como dos imanes?.Preguntas que seguramente quedaran sin respuesta,entre otras cosas,porque ya no me preocupa.
Besos

Blanca dijo...

HOLA SAIZ, MUCHAS REFLEXIONES HAN SURGIDO DE ESTA NOTA, LAS HE RECIBIDO Y CONOCIDO. SABES, QUIZÁ FUISTE TU EL ABORTADO, QUE LO VOLVIO A INTENTAR. ES QUE YO TENGO LA VISIÓN O EL CONCEPTO DE QUE SOMOS ESPÍRITUS,QUE DECIDIMOS VENIR AL MUNDO Y NOS TOCA X CUERPO, PERO DE QUE VENIMOS, VENIMOS, JAJAJA.ASI QUE SEGÚN YO, LOS HUMANOS ENGENDRAMOS ENVASES, PARA EL ESPÍRITU QUE NOS PRESIONA, "ANDA, YA, EMBARAZATE, YA QUIERO IR A LA TIERRA..."
COMO DIJERON EN MAFALDA "PERO DE QUE NAZCO, NAZCO" JAJAJAJA
GRACIAS POR LA VISITA SAIZ

Blanca dijo...

SUSY QUERIDA, TE RESPONDÍ A TU COMENTRIO, EN TU BLOG. GRACIAS POR VENIR DEJARME ESTA NOTA.SI, EN LO EXTERNO NO NOS "PREOCUPA", PERO POR DENTRO, UN DIA LA COSA REVIENTA. LÉEME ALLÁ, SI?
NAMASTE.

Susy dijo...

Hola corazón.Lei tu comentario en mi blog.
En todo tienes razon pero quizá en tu ultima frase, más..."EN LO EXTERNO NO NOS "PREOCUPA", PERO POR DENTRO, UN DIA LA COSA REVIENTA"...
Muchos besos

Luz dijo...

Hola Blanca.
Somos lo que somos porque nuestros padres nos están mirando, buscamos su aprobación para saber que existimos. Es naturaleza humana, triste historia la de niños que no tienen esa seguridad.

Hay una parte en esto que escribí que trata sobre ese tema:
http://pedacitosdemimundo.blogspot.com/2009_10_01_archive.html

Saludos desde mi camino.

la MaLquEridA dijo...

Nunca me he preguntado las circunstancias de mi nacimiento y nunca me las preguntaré porque creo saberlas, así que mejor prefiero quedarme así y pensar que en verdad fuí una hija deseada.



Saludos.

BLANCA dijo...

HOLA, LUZ, Desgraciadamente, no a todos nos "miran" los padres, no solo por que no estén, si nó porque no quieren. Gracias por venir, pasaré por tu blog, que ya conozco, hasta luego.


¡HOLA MALQUERIDA!!, Yo pienso que es lo mejor, ignorarlo, pero hay a quienes les platican como si nada el asunto, cuestión de culturas. Gracias por venir...ya te he encontrado antes, me paso por tu blog, a ver que tienes de nuvo, gracias.

FELIZ AÑO, AÚN ES TIEMPO DE DESEARSELOS.

Porthos Baron Du-Vallon de Bracieux de Pierrefonds dijo...

Hola Blanca!

Siempre tuve dudas acerca de mis papas y estoy seguro que ellos tuvieron otras tantas conmigo, sin embargo puedo decir que me toco vivir en el seno de una familia unida a pesar de las funcionalidades y disfuncionalidades que surgían, ahora unos años mas "grande" comprendo que son los papas que tengo y que dentro de lo bueno y lo malo los quiero y ellos me quieren.

Saludos!

Porthos

LUMPENPO dijo...

Gracias por tu visita a mi barquito de nuez, como verás es de un náufrago que ahora encontró tu huella y viene a leer estas reflexiones profundas en este mar de divagaciones de la mismísima vida.

Gracias.. y nos seguimos.

Blanca dijo...

HOLA PORTHOS, ALGO MAS QUE RECONOCER QUE TIENES Y AGRADECES, PADRES..QUE SENCILLO, NO? A ALGUNOS LES FALTAN, NO SON INTEGRADOS EN EL PAQUETE DE VIDA DE TODOS. ASÍ QUE AGRADECER, Y SI SE PUEDE, HACERSELO SABER A ELLOS. GRACIAS POR VENIR



HOLA LUMPENPO, GRACIAS POR TU VISITA, SI , HE VISTO TU BARQUITO DE NUEZ, HE IDO POR AHÍ OTRAS VECES, ME DA GUSTO QUE VINIERAS A LEER, ESTE MAR DE DIVAGACIONES MIAS.
NOS LEEREMOS, PRIMERO DIOS.
GRACIAS DE NUEVO.