sábado, 12 de diciembre de 2009

SER DIFERENTE....

Los seres humanos necesitamos los unos de los otros; a veces el entorno nuestro es árido, o tan solo así lo sentimos, tenemos dificultad para comunicarnos con la gente alrededor, o también, somos como un pato criado entre pollitos, definitivamente diferentes y fuera de lugar, escasos de oportunidades para aumentar aquellas cualidades que nos son propias y andamos en busca de quien nos comprenda.
Un pato, jamás crecerá siguiendo la educación de un pollito, pero eso, hasta a la mamá gallina se le olvida, o lo ignora, y fuerza al patito a que crezca como pollo.
Todos sufren, la madre y el hijo; o el padre, si es que interviene en la educación y también es medio ciego. La madre gallina quiere a todos sus hijos, iguales, pollitos; el padre, más aún, no admite un pato como hijo propio, y el hijo, el hijo se despedaza a si mismo queriendo hacer lo que hacen los pollos y le sale, le brinca, le gana lo pato, pues eso es, un pato, no puede actuar como pollo.
Y cuantas cosas surgen de esta situación, de esta educación que no toma en cuenta las características personales. En cada familia, cada uno de los hijos es distinto, aunque en los humanos, no nacemos de diferentes colores o señas físicas que indiquen, sin temor a equivocarse, para que esté destinado, cual es su mayor cualidad, que es lo que se le facilita, cual será su pasión, su motivo de vivir, su forma de servir en este mundo.
Por eso es que, necesitamos encontrar a aquellos que son como nosotros, necesitamos que nos entiendan, y andamos encontrando fuera de casa, quien nos acepte y, dadas las circunstancias de que no nos aceptan en casa, ocupamos que otros, que terminan por ser nuestros amigos, nos reafirmen.
Es una tarea sumamente delicada para los padres, observar bien, las aptitudes de su hijo, no querer que todos sean iguales. Si todos naciéramos iguales, que fácil seria la labor de educadores, de padres, de orientadores, casi casi, tendríamos el librito para dárselos a todos en cuanto se enseñaran a leer, les diríamos: mira, así se vive, no hay de otra, y tan tan se acabo el problema, nos ahorraríamos trabajos, problemas, malos entendidos, jajajaja, pero la vida no es así.
Y entre tanto los padres no se enseñen esta verdad, seguirán destruyendo las posibilidades de crecimiento sano de sus hijos, y los hijos seguirán queriendo huir, en busca de apoyo, fuera del hogar. Y seguiremos necesitando de la humanidad, quizá nos ayudemos de la sabiduría que contienen algunos libros, quizá empatemos en pensamiento, con gente que vive muy lejana a nosotros, pero, que en los modelos humanos nos repetimos, uno en Tecuala, otro en Argentina, otro en Canadá, o en la China, pero no estamos solos, coincidimos con alguien en forma de pensar y de sentir. Hoy, el Internet nos ayuda a acercarnos a esos desconocidos que son nuestro espejo y con quien nos reconocemos, y sin ir tan lejos también, a través de los siglos, en los libros se han plasmado pensamientos y sentimientos a los que somos afines, así que leyendo, podemos encontrar el impulso que nos falta. Abre los ojos al mundo, si aquí, te dicen que no se puede, eso no existe, eso no sirve, así no debes ser, busca, lee, busca, ya que naciste, tu lugar está en esta tierra, tus sueños pueden lograrse, un día encontrarás, que eres un ágil pato nadador, o quizá un impresionante cisne, por eso no podías ser pollito.

9 comentarios:

Susy dijo...

He visitado el enlace que me dejaste.Es curioso que tengamos el mismo nombre del blog,jajaja.
Besos

Porthos Baron Du-Vallon de Bracieux de Pierrefonds dijo...

es ser lo que se siente y lo que quiere ser alguien por dentro, y siempre una buena guia es lo mejor

saiz dijo...

Estoy completamente de acuerdo con el texto de tu entrada. Una vez leí una frase que se me quedó grabada:

"Tienes un don. Sólo hay que encontrarlo".

A toda persona hay algo que se le da mejor que al común de los humanos. Y ese don especial es lo que debe explotar y cultivar.

Creo también que, generalmente, lo que a uno más le gusta y atrae es precisamente aquello para lo que está especialmente dotado, para lo que tiene una aptitud especial.

Si a una persona le atrae la mecánica, será normalmente porque tiene una habilidad especial para la mecánica.

Si a alguien le atrae el dibujo, será porque tiene una aptitud especial para dibujar.

Si a alguien le atrae la literatura, será porque tiene una capacidad especial para la creación literaria.

Y así sucesivamente. O sea, que generalmente la vocación coincide con la aptitud.

Por eso lo ideal es que nos preguntemos qué es aquello que más nos gusta, porque seguramente para eso (lo que más nos atrae) es para lo que tenemos una habilidad, aptitud o capacidad especial.

Y es importante tratar de dedicarse profesionalmente a eso, ya que trabajar en algo que no nos gusta puede ser una tortura vitalicia.

Si alguna persona joven me pidiera consejo, le diría que intente informarse de las profesiones que más pueden permitirle trabajar y ocuparse en un futuro, pero que no piense solamente en eso sino que, dentro de todas las ocupaciones que le permitan incorporarse al mundo laboral, busque aquello para lo que está más predispuesto: aquello para lo que posee un don innato, una aptitud especial.

JUANGASPAR dijo...

hola Susy,aún no conozco bien el estilo del otro blog, pero lo visitaré.

Gracias Phortos por venir a leer

y a Ud. mi amigo SAiz, gracias por tan larga reflexión.Y sí, ese es un secreto de la vida, trabajar en aquello que haríamos hasta pagando, porque nos agrada.

Felicidad por sus casas y en sus personas.
SOY BLANCA, pero ando disfrazada de JUAN gASPAR, JEJEJE.

Aquí me quedaré... dijo...

Blanca- Juan Gaspar. Me hago un lío muy grande.
Es lo que debería. Aunque no siempre apetece por las connotaciones que tiene alguna de las profesiones.
Lo digo por mi misma.
Hay cosas que dicen que hago muy bien y a ello debería dedicarme.

pero.....

Besos

Anónimo dijo...

¿Será que a veces no se puede, Aquí.o a que no nos atrevemos?


FELICIDADES A TODOS EN TODOS LOS DIAS. GRACIAS POR VISITARME


BLANCA,

ABRAXAS CADIZ dijo...

Querida Blanca,
creo, como tu, que lo que explicas es una verdad como un templo...
Solo los que no quieren ser auténticos se refugian en la familia y en lo recibido de ella.
Los buscadores llegan a sí mismos por conquista, asunto de valientes.

Un abrazo

Blanca dijo...

Si, Abraxas, porque esa valentía cuesta , mucho cuesta, pero se sonríe mucho cuando se ve que Uno, Es lo que se propuso. Bienvenido de nuevo.

Aquí me quedaré... dijo...

No, no,Blanca.
Mi mundo es el teatro. Es tan duro que a veces no me apetece aunque me guste mucho.
Me gustan los trayectos, es decir, los ensayos. Me hacen feliz y me divierten mucho.
Las puestas en escena son excesivamente fuertes para mí.

Es demasiado complejo para explicarlo.

Besos